Ecuador sale de Unasur y retira la estatua de Kirchner de su sede en Quito

La Hora: 

Una decisión largamente esperada por muchos. El presidente, Lenín Moreno, anunció anoche su decisión de abandonar la Unasur, otra de las ideas correístas a la que le da la espalda.

En cadena nacional, Moreno dijo: “Unasur se transformó en una plataforma política que destruyó el sueño de integración que nos vendieron. Y, ¿saben por qué? Porque algunos mandatarios irresponsables se encapricharon por nombrar a sus amigos para la Secretaría, nuevamente replicando los peores vicios del socialismo del Siglo XXI. Por eso, en la práctica, las puertas de la organización se han cerrado”.

Entre líneas, Moreno hizo un recuento de un cadáver. Algo que él llamó “un final sin retorno”. Recordó que desde hace más de un año la mitad de los estados miembros no participan de nada, ni contribuyen con la organización; que por más de dos años la Secretaría está desierta; y que el personal ha ido disminuyendo significativamente.

“Se ha buscado por varios medios la solución”, agregó Moreno. “Enviamos misiones de alto nivel a todos los países, los cancilleres se entrevistaron en diversos foros, propusimos reconfigurar una agenda para que la Unasur se concentre solo en temas positivos sin la politiquería perversa de los autodenominados socialistas del siglo XXI”.
Dos golpes más
Pero el Presidente dio dos golpes más a la memoria correísta. El primero: anunció que pedirá oficialmente que la Unasur le regrese a Ecuador el edificio que construyó en la capital, en el que ya ha anunciado la creación de una universidad indígena.

2
años lleva sin cabeza la Secretaría de la Unasur.
“Como los legítimos dueños, hemos pedido la reversión al Ecuador del edificio; por supuesto, con absoluto respeto a los procedimientos en derecho, como siempre hemos actuado”.

El segundo: agregó que la estatua del expresidente argentino Néstor Kirchner será retirada de ese edificio. Kirchner ha sido ampliamente elogiado por el correísmo e igual de criticado por sus detractores.

“Él no representa los valores y la ética de nuestros pueblos”, dijo Moreno. “Sudamérica tiene una pléyade de héroes y próceres que sí nos representan”.

Al final de su cadena, el Mandatario señaló que la región debería ir hacia un nuevo camino. Así: “Si uno de los caminos empleados fracasa, porque ha dejado de representar la aspiración de los estados, debemos tener el sentido histórico de aprender de las lecciones e iniciar un nuevo camino…”

Fuente: La Hora