Destitución y multas por no analizar, caso por caso, entrega de 221 títulos de radio y televisión

El Comercio: 

El secretario de Comunicación, Andrés Michelena, asumió el pasado jueves 14 de marzo de 2019 el Ministerio de Telecomunicaciones como titular encargado luego de que Guillermo León presentara su renuncia. Hasta ayer era uno de los ministros que más tiempo estuvo en el cargo desde que empezó el gobierno de Lenín Moreno, en mayo del 2017. Como ministro, además, presidía el Directorio de la Agencia de Regulación y Control de Telecomunicaciones (Arcotel).

La Contraloría sancionó al funcionario con destitución y una multa de USD 7 720 por no cumplir con el análisis, caso por caso, de 221 títulos habilitantes que se otorgaron en el concurso público para adjudicación de frecuencias de radio y TV, en el 2016.

Los otros dos miembros del Directorio de Arcotel y los cinco miembros del Directorio del Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom) fueron sancionados con multas económicas. Los funcionarios tuvieron un plazo de 60 días para cumplir con la recomendación de la Contraloría y no lo hicieron. Por ley, León tiene 30 días para presentar descargos a la entidad de control, pero optó por presentar su renuncia, la cual fue aceptada. El ente de control aprobó el informe DNA4-0001-2019 el 11 de febrero pasado sobre el seguimiento a 15 recomendaciones de carácter obligatorio y de aplicación inmediata. Esto fue entregado al Arcotel y Cordicom en junio del 2018 como parte de una auditoría. Pero no se cumplió la recomendación cinco de no revisar en conjunto- Arcotel y Cordicom- los 221 títulos emitidos y otorgados, lo cual ocasionó que no se adoptaran las decisiones correspondientes en cada uno de los casos.

Los funcionarios de ambas entidades no cumplieron los arts. 92 de la Ley Orgánica de la Contraloría y el 28 de su reglamento. También inobservaron la norma de control interno 600-02, relacionada con las evaluaciones periódicas. El 26 de febrero pasado, la directora de Arcotel, Ruth López, dispuso la ejecución de un cronograma para la revisión de los 221 títulos, en tres fases de aplicación simultánea y confidencial. La primera está relacionada con el análisis de los informes de gestión, económico, técnico y jurídico; la segunda tiene que ver con los puntajes adicionales que se otorgaron a los beneficiarios de los títulos y la tercera sobre prohibiciones e inhabilidades legales.

Para esta labor se conformaron equipos de trabajo multidisciplinarios. En la resolución de siete páginas no se fija fechas ni plazos de entrega de los análisis. Dos días después de emitida esta resolución, en la rendición de cuentas de la entidad, la prensa consultó a López cuál era el cronograma y cuándo se haría el nuevo concurso de frecuencias, pero se limitó a decir que se lo haría en el marco de la ley. Por otra parte, la Contraloría está auditando el otorgamiento de licencias temporales de frecuencias entregadas entre el 2015 y el 2018.

Fuente: El Comercio