Emelec suma su segundo empate en Copa Libertadores tras igualar con Huracán en el Capwell

El Universo: 

La falta de definición, la poca movilidad y la apatía en su juego se están convirtiendo en una constante en Emelec, que no perdió, pero el empate sin goles ante Huracán evidenció las serias limitaciones del equipo eléctrico en la Copa Libertadores.

En el primer tiempo, la defensa de Emelec parecía un campo minado. En cualquier momento, por cualquier lugar podía salir un bombazo del Globito, como le dicen al equipo de Huracán, de Argentina.

Pero los azules deben agradecer a la mala puntería, falta de definición y precisión de los argentinos porque ninguno de sus intentos pudo cristalizarse en gol, y eso que generó más opciones.

Durante el primer tiempo, Huracán prácticamente fue un monólogo sobre la cancha de Emelec. Con continuas llegadas sobre la zona de Esteban Dreer. Los azules apenas tenían claridad para superar el mediocampo y cuando lo lograba, ni Joao Rojas ni Bryan Angulo tuvieron claridad.

Carlos Auzqui se convirtió en los primeros 45 minutos en el hombre más peligros de los visitantes. En cambio, en Emelec, ninguno de los titulares marcó diferencia.

En el segundo tiempo, el DT Mariano Soso tuvo que buscar opciones en la banca, la más recomendada era la de Billy Arce, quien al entrar aportó movilidad al equipo azul,

En dos instancias seguidas, el colombiano Andrés Roa tuvo en sus pies la oportunidad de abrir el marcador. Primero a los 60, tras recibir una habilitación de Auzqui, remató al arco pero desviado; dos minutos después, ejecutó un lanzamiento de media distancia que levemente se fue rozando el lateral izquierdo de Dreer.

A los 65 m, Emelec pudo hilvanar una jugada completa de peligro sobre la portería del Globito. Billy Arce -quien había ingresado por Juan Carlos Paredes- avanzó con determinación por la derecha, entregó un pase captado en el área por Bryan Angulo, quien intentó perfilarse, pero le tocó entregar a Fernando Guerrero, este se la regresó, pero al querer rematar al arco, el tiro del Cuco Angulo salió debilitado.

El resto del partido mostró la misma tónica. Emelec ahogado y no por la pertinaz lluvia que persistió durante todo el juego, sino por sus propias complicaciones que Soso aún no puede resolver. (D)

Fuente: El Universo