498 millones menos de gasto público hasta marzo de 2019

La Hora: 

El primer trimestre de 2019 cerró con un 10,1% menos en el gasto público. Aunque esto va en el camino de la estabilidad fiscal y la austeridad que busca el Gobierno, todavía el mayor porcentaje del ajuste sigue recayendo en la inversión pública.

Así, este gasto se disminuyó un 46,1%; es decir, 608,3 millones de dólares menos, si se compara los 1.318,2 millones de enero a marzo de 2018, con los 709,9 millones de dólares del mismo periodo en este año.

EL DATO
La meta del Gobierno es alcanzar un superávit primario del 3% del PIB en 2021.
Por otro lado, la salida de más de 11.800 burócratas, entre diciembre 2018 y febrero 2019, con contratos ocasionales, junto con otras medidas de reducción de nómina en las empresas públicas, se empieza a sentir en una reducción del 0,1% en el gasto de sueldos, que pasó de 2.181,2 millones de dólares a 2.179,1 millones. No obstante, según datos oficiales, en todo 2018 ingresaron al sector público 17.800 personas.

Sin embargo, las transferencias a los gobiernos locales se incrementaron 116,8 millones de dólares, o sea, un 26% más en el primer trimestre de este año.
Fomentar inversiones 
Jaime Carrera, miembro del Observatorio de la Política Fiscal, considera que el Gobierno debe apostar al fomento de las inversiones privadas internas y externas, hasta que lleguen, al menos, al 30% del PIB, lo que podría permitir un crecimiento del 5%, que es lo único que generaría las condiciones necesarias para crear empleos y reducir la pobreza.

47%
ha sido el aumento de la compra pública en el primer trimestre de 2019. 
Por su parte, Fausto Ortiz, exministro de Economía, señaló que salir de la situación de grandes huecos fiscales va a tomar mucho tiempo, y todavía falta un esfuerzo mayor de reducción en el gasto corriente.

“El déficit fiscal del sector público no financiero, en los años 2006 y 2007, no existía, más bien había un superávit fiscal del 2,7 a 2,9%, explicándolo  mejor, había más ingresos que gastos”.

Ortiz añadió que “de 2010 en adelante la economía empieza a sufrir el impacto de la caída del precio del petróleo de 2009 y, después de un gasto excesivo de 2013 a 2017, hay un periodo enorme y largo de déficit fiscal acumulado que, seguramente, superaba los 25.000 millones de dólares”.

Fuente: La Hora