El Santander lanza una opa sobre el 25% de su filial en México por 2.560 millones

El País: 

El Santander confía en el crecimiento del beneficio de su filial mexicana y ha decidido hacerse con el 100% del capital. Este viernes ha comunicado que lanzará una oferta de adquisición de todas las acciones de Santander México que no controla, el 25% del capital, una transacción que espera liquidar en la segunda mitad del año, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco quiere tener más presencia en un mercado en crecimiento donde los tipos de interés están al 8% y en el que los créditos que concede el Santander subieron un 16%, con amplios márgenes financieros ya que la morosidad estaba en el 2,43% en 2018. El Santander es tercero por cuota en créditos en un mercado liderado por BBVA Bancomer. Ana Botín, presidenta del Santander, mantuvo hace semanas una reunión con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y alabó, antes del comienzo de la junta de accionistas que se celebra este viernes, ante los medios, los buenos criterios económicos del Gobierno. “Creemos en México, en el potencial de su sector financiero, y de Santander México, que hoy es uno de los bancos líderes en el país”, añadió en el discurso de la junta.

El Santander pagará con títulos propios por lo que en el caso de que todos los accionistas minoritarios aceptaran la oferta, el Santander debería emitir 572 millones de acciones, que representa un 3,5% de su capital social. Ese número de acciones, al precio de 4,477 euros por acción al que cerró la cotización el jueves, representan un máximo de 2.560 millones de euros por la oferta, que se anuncia el mismo día en que el banco celebra su junta general de accionistas en Santander. Este canje supone pagar una prima del 14% sobre la cotización actual de la filial mexicana y del 22% sobre el valor medio ponderado del último mes.

Según la entidad, “la operación es consistente con la estrategia de Grupo Santander de incrementar su peso en mercados en crecimiento y refleja la confianza del Santander en México y en su filial mexicana, así como en su potencial de crecimiento a largo plazo”. En su reunión con los analistas celebrada hace días en Londres, el Santander explicó que su estrategia pasa por colocar más capital en los lugares donde se obtiene más rentabilidad y las previsiones de Latinoamérica son conseguir un 20% con su negocio bancario. México en 2018 aportó 760 millones a la cuenta de resultados, alrededor del 10% del beneficio del grupo.

Contra las recomendaciones de los analistas

Este movimiento va en contra de lo recomendado por grandes bancos de inversión, como Goldman Sachs, que aconsejó al Santander vender parte de sus filiales para incrementar el capital. Con esta opa el Santander incrementaría 0,05 puntos el capital de máxima calidad, aunque la clave es elevar la rentabilidad. Además, si obtiene el 100% del capital, tendría libertad para sacar de Bolsa a su filial mexicana y ahorrar los costes que supone estar cotizado, si bien el propio Banco Santander pasará a cotizar en la bolsa mexicana.

El banco presidido por Ana Botín hace el camino inverso al de 2012, cuando en plena crisis financiera, el Santander colocó el 25% del capital de la filial mexicana para reforzar su capital; en aquella operación obtuvo unos 3.000 millones de euros. La filial mexicana ha subido un 5% en el último año frente a una caída del 17% de la cotización del Santander.

El banco asegura que la oferta es beneficiosa para los accionistas de la filial por la prima recibida y que es bueno para los accionistas de Banco Santander porque “incrementa el perfil de crecimiento del Grupo, así como su capacidad para generar capital orgánicamente”. “Se espera que la operación tenga un retorno de la inversión (ROI) de aproximadamente el 14,5%, que sea neutral en beneficio por acción”, afirma la entidad.

Los accionistas que acepten la oferta recibirían 0,337 acciones de nueva emisión de Banco Santander por cada acción de Santander México y 1,685 american depositary shares (ADS) de Banco Santander por cada una de Santander México.

Ecuación de canje

El grupo presidido por Ana Botín ha explicado que la ecuación de canje tiene en cuenta tanto el dividendo con cargo a los resultados de 2018 que se espera que sea aprobado por Santander México en su asamblea general anual ordinaria del próximo 29 de abril y que se abonará en mayo de 2019, así como el dividendo complementario con cargo a los resultados de 2018 que Banco Santander quiere distribuir a principios de ese mes y cuya aprobación será sometida a la junta general de accionistas este viernes.

Los accionistas de Santander México que acepten la oferta tendrán derecho al primer dividendo a cuenta de Banco Santander con cargo a 2019 que espera abonarse entre octubre y noviembre de este año. Debido a que se trata de una oferta voluntaria, los minoritarios de la filial mexicana pueden participar o no en la operación, que no estará sujeta a un nivel mínimo de aceptación.

La ecuación de canje preverá un ajuste al alza que refleje, para el caso de que la liquidación ocurra después de la fecha de referencia del dividendo que se espera pagar por Banco Santander entre octubre y noviembre, el valor de ese dividendo y de cualesquiera dividendos posteriores del Santander que los accionistas aceptantes no hayan recibido, y un ajuste a la baja por el valor de cualesquiera dividendos adicionales de Santander México recibidos por estos después del dividendo que se espera pagar por Santander México en mayo de 2019.

Fuente: El País