Proyecto busca repensar plan de redistribución de tierras

El Universo:

El proyecto Equiterra, cofinanciado por la Unión Europea, busca reducir la inequidad de acceso a la tierra en el agro del país. Uno de los propósitos es incrementar las capacidades de participación de las organizaciones de la agricultura familiar campesina en el debate para determinar un mejor mecanismo  de redistribución.   

El programa fue presentado en septiembre último y es ejecutado por Agrónomos y Veterinarios sin Fronteras, la Central Ecuatoriana de Servicios Agrícolas (CESA), el Fondo Ecuatoriano Popolorum Progressio y el Sistema de Investigación Agraria.

Previamente, la CESA evaluó la producción de la superficie  asignada durante la segunda fase del Plan Tierras. Fueron 31 predios entregados a 38 organizaciones que incluyen a 2067 familias, las  que  recibieron 9931,18 ha. 

En la siembra 2016-2017 se cultivaron 4606,25 ha, el 46 % de la superficie total asignada. De los 22 productos cosechados   que se analizaron, 17 tuvieron un rendimiento mayor al promedio nacional. Hubo problemas con el maíz, arroz, quinua, piña y chocho.   

Entre las limitantes para expandir la superficie agrícola usada están el bajo acceso al riego y la dificultad de los productores para financiar la  producción.

Diecisiete de los 31 predios estarían en condiciones de cumplir los pagos de la deuda adquirida por la entrega de las tierras, utilizando recursos generados en  la actividad productiva. 

El problema es que de los 2067 socios, solo el 76 % estaba activo y participaba de las actividades productivas. “Se evidencia que dentro de las organizaciones existen personas que no se dedican a labores agropecuarias como principal actividad económica”. 

La producción  de los predios generaría cada mes a cada socio activo el 78 % del salario básico del 2017 que era de $375.

El programa busca también generar y difundir información sobre la falta de igualdad en el acceso a la tierra y como este tema está relacionado con la pobreza de grupos marginados y la situación de la mujer rural. 

Fuente: El Universo