Votar por separado el proyecto económico es posible, según el asambleísta Daniel Mendoza

El Universo:

El presidente de la Comisión de Régimen Económico, Daniel Mendoza (AP-MEJOR), afirma que antes de mutilar el proyecto urgente sobre crecimiento económico se puede plantear una votación por separado. Advierte que el riesgo es muy alto si no se aprueba el proyecto del Ejecutivo y asegura que algunas cosas se eliminarán. 

Hubo  posturas bastante críticas a lo extenso del proyecto; y  propuestas de dividir y mutilar lo planteado, o que  el Ejecutivo  presente parte del texto en un futuro; pero considero que hubo un gran acuerdo en el pleno. 

¿Cuál es ese acuerdo?

Que debemos pronunciarnos, que la Asamblea debe buscar el mejor consenso posible para impedir que esto pase por el ministerio de la ley, nos obliga a triplicar esfuerzos.

 ¿Se puede separar lo tributario de lo monetario?

El CAL calificó el proyecto en su integralidad. He conversado con legisladores de las diferentes bancadas y estamos conscientes de que ambas materias son económicas urgentes;  que el Ecuador necesita una reforma al Código Monetario Financiero y  es necesario garantizar la autonomía del Banco Central.

¿Entonces no se puede mutilar el proyecto?

Lo que se puede hacer es, que el día de la votación, decidir votar de manera separada una parte del proyecto que quizá tenga más consensos y otra de  menor número de votos.

Para usted el proyecto urgente es un todo, ¿no se puede dividir? 

El proyecto urgente es un todo, y fue calificado como tal, lo que podríamos hacer es proponer en el pleno una forma de votación; ese sería un escenario B, pero vamos a trabajar para garantizar textos unificados e integrales.

¿También plantean reelaborar el proyecto?

Creo que hemos perdido mucho tiempo, el país necesita urgentemente esta reforma, y pensar en este momento en reelaborarlo, por parte del Ejecutivo, sería lavarnos las manos como Asamblea.

¿Cuál es el riesgo de que no se apruebe esta  Ley?

El riesgo eminente es que la situación económica continúe agravándose, que los acuerdos del  Ejecutivo con los multilaterales estén en riesgo, porque hay una arquitectura institucional que debe ser analizada, debatida y mejorada en la Asamblea.

¿Algunos economistas advierten que si no se aprueba la ley, se podría caer en un abismo fiscal?

El riesgo de mantener un déficit fiscal tan grande de manera sostenida y no tomar medidas para disminuirlo y garantizar que haya una protección social, es muy alto, y esto atenta contra la estabilidad fiscal y la misma dolarización.  Hay cosas positivas en el proyecto y otras que requieren ser eliminadas.

¿Cómo cuáles?  

Por ejemplo, lo que se planteó alrededor de la diferenciación del giro económico para venta de bienes inmuebles de manera ocasional y los que vendan dos o más inmuebles en menos de cinco años. Lo más importante es darle tranquilidad a la ciudadanía ecuatoriana de que no vamos a permitir ningún nuevo impuesto a la plusvalía. A su vez hay críticas a  la potencial eliminación del coeficiente de liquidez doméstica, porque hay  economistas que dicen que esa es la principal medida que sostiene la dolarización, pero otros creemos que más importante y eficiente es el encaje bancario para garantizar el nivel de liquidez en el país. El debate, posiblemente, nos lleve a eliminar estas medidas. 

¿El impuesto a la telefonía se va a mantener?

Estamos revisándolo, pues  la primera data determina que el segmento que estaría potencialmente afectado por esta medida estaría por el 27% del total de usuarios de telefonía móvil y que no son específicamente los usuarios prepago. Creemos que podemos perfeccionarlo. 

¿Algunos  consideran que el proyecto es un popurrí de impuestos?

No, más bien esta ley se conecta con quienes quieren emprender; tal vez faltó tiempo para explicar con ejemplos las medidas que se proponen.

¿Este proyecto está atado a la proforma 2020? 

El proyecto urgente nos da elementos adicionales para poder revisar la proforma presupuestaria, todo está íntimamente vinculado. 

¿En este proyecto cabe la  propuesta de  la Conaie?  

Entendamos que para tener iniciativa legislativa hay que cumplir requisitos; lo que la Conaie ha presentado y nosotros respetuosamente analizaremos es un insumo más, un aporte al debate y no constituye un proyecto de ley. 

¿Han señalado que si no se recogen sus propuestas volverán a calentar las calles? 

Hago un llamado a la cordura y al respeto, a la protección del orden democrático, esto es cuestión de debate y compromiso con el país. 

Fuente: El Universo