Con el 72 % de bonos internos emitidos por Gobierno se renovará deuda con el Biess

El Universo:

El 72,3% de los bonos de deuda interna que emitió Finanzas por un monto de $1936 millones hace pocos días servirá para renovar deuda con el Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Biess. Así lo explicó el Ministerio de Finanzas al describir el destino de esos papeles: la institución registra vencimientos en 2020 por $1400 millones. El primero ya se cumple en enero próximo.

Otros tenedores de bonos de este tipo son inversionistas privados por $153 millones e instituciones públicas por $40 millones. A estos tenedores también se les aplicaría la renovación de la deuda o roll over.

El saldo restante de bonos de $343 millones iría para el pago de los incentivos jubilares del sector público.

Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, dijo que la renovación de la deuda del Biess es comprensible, pues al momento el Estado no tiene para pagar estas obligaciones; pero a cambio el Seguro Social puede renovarla y continuar recibiendo intereses por esos bonos a una tasa atractiva.

Sin embargo, Acosta opinó que sería importante que el Biess diversifique su portafolio y que se establezca un plan de pagos a cinco o diez años, para que vaya bajando el peso de las inversiones en papeles del Estado, y más bien los oriente al sector productivo, a través de las Bolsas de Valores.

Por su parte, el Biess ayer explicó que la inversión en esos papeles se decidirá solo cuando se realice efectivamente la oferta en el mercado. De acuerdo con la institución, las inversiones realizadas en el mercado de valores se efectúan bajo el principio de diversificación y análisis técnico-financieros, legales y de riesgos, que garanticen la máxima rentabilidad de los fondos previsionales de la Seguridad Social.

Según el Biess, la planificación de las inversiones de deuda renta fija sector público para el 2019 fue de $1.836,1 millones, de los cuales, hasta octubre del año en curso, se ha ejecutado $1729,8 millones.

El Biess también incursionó este año en la compra de bonos por incentivos jubilares lo cual llegó a los $211,59 millones en más de 4.342 operaciones.

Esta modalidad de inversión también abulta la deuda del Estado con el IESS en ese rubro.

El asambleísta Henry Llanes (PSC) advierte que el Gobierno, en la nueva Ley de Simplicidad, que está en trámite en el Legislativo, se busca que se permita la negociación de bonos del Estado en el mercado de valores.

La deuda interna del Estado llega a octubre del 2019 a $16 090,5 millones.

La gran mayoría son bonos colocados al Banco del IESS. La deuda pública agregada es de $56 871 millones, que representan 52,11 % del PIB, según el boletín periódico del Ministerio de Finanzas. 

Fuente: El Universo