Ecuador espera ingresos de $950 millones por venta de crudo a largo plazo

La Hora:

Ayer se realizó la apertura de sobres con las ofertas para adjudicar un contrato de venta de crudo Oriente a largo plazo. José Agusto Briones, ministro de Energía, explicó que este proceso se retoma luego de más de 10 años y es muy diferente a las cuestionadas preventas petroleras de la década correísta.

“Todo es transparente y a través de concurso público. Nada se está entregando a dedo. Hasta 2023 se comercializarán 20,6 millones de barriles de crudo en varios cargamentos, según la disponibilidad que tenga la empresa pública Petroecuador”, manifestó el funcionario. 

Así, la proyección es que se generen cuatro cargamentos de 360.000 barriles cada uno, durante 2020 y 2021, en ese orden. Luego, debido a que desde 2023 se finiquitan los contratos de preventa petrolera que todavía están vigentes, se liberará más crudo y los cargamentos aumentarán a 24 por año, hasta completar los 20,6 millones de barriles. 
 

Buena noticia
El Gobierno espera conseguir ingresos adicionales por, al menos, 950 millones de dólares. “No se recibirá dinero por adelantado, sino que se facturará sobre la entrega. El objetivo es obtener el mejor precio del mercado más un premio. Tampoco se incluye colaterales en la negociación. Esa es una diferencia política de fondo con anteriores procesos”, puntualizó Agusto.

Según la Ley de Facilitación de Exportaciones, el transporte de los cargamentos dentro del contrato estará a cargo de la Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec) y Transportes Navieros Ecuatorianos (Transnave).

Fuente: La Hora