Ecuador urgido de renegociar la deuda

La Hora:

El exministro de economía Mauricio Pozo considera que la prioridad en los actuales momentos es tener recursos suficientes para enfrentar la crisis sanitaria por el Covid-19 y amortiguar el impacto económico para empresas y ciudadanos.

El tema saltó al debate nacional, porque muchos sectores y académicos, como el expresidente de la Asamblea Constituyente Alberto Acosta, proponían que ante la crisis global, la prioridad debería ser una moratoria, el no pago de la deuda, para antender las necesidades de salud y recuperación en el país.

Sin embargo, la estrategia presentada la noche del lunes por el Gobierno, donde se continua con los pagos mínimos de la deuda y se trabaja, al mismo tiempo, en una renegociación, es calificada por Pozo como positiva: “Si dejábamos de pagar, sin más, los vencimientos de los bonos u otras obligaciones, nos ahorraríamos esos desembolsos; pero se nos cerraría la única fuente externa de ingresos que nos queda en medio de la crisis mundial”.

En realidad, sin los créditos de multilaterales, o de otros países, el país no tiene otras opciones, porque la Inversión Extranjera Directa (IED) está descartada, las exportaciones están en mínimos y por remesas tampoco hay buenas perspectivas.

Un plan creíble

Pozo recalcó que, en no más de 90 días, se debe concretar una renegociación de los tramos más caros de la deuda externa, sobre todo de los casi $6.000 millones que Ecuador le debe a la China. Ese monto representa el 64% de los $9.432 millones de obligaciones bilaterales vigentes.

La mejor forma de hacerlo es con el apoyo explícito de los multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), explica. Con eso se minimizan los temores de los acreedores y se da una clara demostración de que se quiere actuar desde la buena fe y sin decisiones unilaterales

El objetivo es alargar los plazos lo que más pueda; así no haya una reducción de las tasas de interés. Con eso, se logrará un flujo de pagos más adecuado a la capacidad de la economía. La clave es presentar un plan creíble, donde quede claro que, si no hay ese alivio, no se van a poder cumplir con los compromisos”, acotó el exministro.

Sobre la renegociación de los pagos de los bonos de deuda vigentes, la estrategia debe incluir la intermediación de uno o varios bancos de inversión, con lo que se logrará anticipar cuáles son los puntos donde hay apertura y cuáles no. Es decir, si se puede plantear una disminución del capital o si solo se puede avanzar en un aumento de los plazos de pago.

Los intereses y amortizaciones se dan de manera trimestral, por lo que es imperativo que las autoridades se muevan rápido para llegar a consensos inmediatos.

Según Guillermo Avellán, economista y director de investigación de Ecuador Libre, los pagos de deuda externa, tanto bilateral como multilateral, alcanzan los $3.405 millones en 2020.

Un nuevo acuerdo con el FMI, con el establecimiento de metas diferentes, tomará tiempo; pero mientras tanto es valioso tener los $500 millones en líneas de emergencia.

Además, Richard Martínez, anunció que se liberarán $250 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); y $250 millones más de otros multilaterales. Finalmente, desde la China llegarían en muy corto plazo, al menos $1.000 millones más. Es decir, $2.000 millones de acceso inmediato para enfrentar la crisis. (JS)

Evolución por años

Deuda con China

  • 2013              4.634 millones
  • 2014              5.176 millones
  • 2015              5.466 millones
  • 2016              8.144 millones
  • 2017              7.547 millones
  • 2018              6.796 millones
  • 2019              6.251 millones
  • 2020              5.994 millones

LA CIFRA

1.378 millones es la deuda con el FMI.

LA CIFRA

1.257 millones es la deuda con el Banco Mundial.

Fuente: https://lahora.com.ec/noticia/1102313582/ecuador-urgido-de-renegociar-la-deuda