El acuerdo de primera fase entre Ecuador y Estados Unidos no requiere aval del Legislativo

El Universo:

El acuerdo de primera fase que pretende concretar en las próximas semanas Ecuador con Estados Unidos no requerirá pasar por la aprobación de las legislaturas de ambos países.

A diferencia de un tratado comercial, este acuerdo previo recogerá solo cuatro capítulos que servirían de un marco referencial para una futura negociación con Estados Unidos. Es decir, no abordan asuntos sensibles en materia agrícola.

Iván Ontaneda, ministro de Producción, estima que este acuerdo de primera fase puede estar listo hasta el 15 de diciembre de este año, pues ya hay unos temas que tienen un avance importante que se han estado tratando con la Oficina Comercial de Estados Unidos (USTR, en inglés).

Al tratarse de un acuerdo de primera fase que se implementa con el USTR, Ontaneda explica que no requiere que el Congreso estadounidense lo apruebe ni la Asamblea de Ecuador. El acuerdo comercial más amplio sí requerirá aval de la Legislatura.

Dentro de los capítulos que se tratan en este primer acuerdo están: la facilidades para el comercio internacional, que busca simplificar los procesos aduaneros y tramitología. En este aspecto, Ecuador lleva el 98 % de avance.

Además se discute un capítulo relacionado con buenas prácticas de regulación, en el que se establecen parámetros de seguridad jurídica esencial para las inversiones de ambos países. Aquí Ecuador debe pulir detalles internos.

Beneficios y cooperación para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y lucha anticorrupción dentro del intercambio comercial son los otros dos capítulos que se abordan en este primer acuerdo.

Ontaneda señala que la incorporación de las mipymes con la idea de que se integren a las cadenas de valor es un aspecto relevante en esta primera fase. “El 82% de las empresas vinculadas a las exportaciones no petroleras son mipymes”, dice.

El ministro indica que la premisa es firmar este acuerdo previo hasta la segunda semana de diciembre y que altos funcionarios de Estados Unidos viajen a Quito.

Para los exportadores, el acuerdo de primera fase es una herramienta para limpiar el camino de temas de índole técnico que formen parte de la negociación integral de un acuerdo. Felipe Ribadeneira, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), considera que lo más importante es el hecho de que el país se mantenga en la agenda de los Estados Unidos.

“Esto es muy importante, este acercamiento con Estados Unidos es un primer paso para avanzar hacia un acuerdo”, asegura Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE).

El vocero gremial indica que ya se perdió más de una década de no tener un acuerdo con Estados Unidos y esta es un buena señal para retomar el ritmo. Para Aspiazu, la meta es llegar a lograr un acuerdo comercial, algo que ya estará sujeto a los siguientes Gobiernos de Estados Unidos y Ecuador.

Aspiazu cree que Estados Unidos tratará de concretar un acuerdo como el que tiene con México y Canadá, que es de última generación al incluir nuevas disciplinas como la promoción de exportaciones por parte de pymes.

El Gobierno ecuatoriano ve este acuerdo como una oportunidad de potenciar las exportaciones no petroleras, considerando que pese a la crisis y la pandemia han seguido una tendencia creciente.

De enero a septiembre de este año, Estados Unidos recibió el 24% de las exportaciones no petroleras ecuatorianas, que representan unos 2.500 millones de dólares. 

Fuente: https://www.eluniverso.com/noticias/2020/11/18/nota/8052253/acuerdo-primera-fase-ecuador-estados-unidos