Neisi, lo que podemos ser

La Hora

La medalla de oro olímpica de Neisi Dajomes muestra una alentadora victoria del trabajo sobre las probabilidades. Mujer, afrodescendiente, descendiente de inmigrantes, habitante de una zona lejana de los tradicionales centros políticos y económicos del país, practicante de un deporte ignorado por la gran afición y las grandes marcas; todo conspiraba para impedir que desarrollara su potencial.

En lugar de ello, durante más de una década, tanto ella como el sacrificado equipo de profesionales que la acompañaron a lo largo de su formación, trabajaron día a día para aprovechar su inusitado talento. El resultado, para Ecuador, es la gloria olímpica en una de las disciplinas físicamente más exigentes y exclusivas.

Gracias al deporte, la vida de Niesi cambió para bien y, tras este logro, cambiará aun más. Ella nos recuerda que el potencial deportivo de Ecuador permanece todavía inexplorado. Estremece pensar cuántos ecuatorianos humildes tenían y tienen condiciones inmejorables para alguna disciplina, pero simplemente han pasado por la vida desaparcibidos.

Los numerosos prodigios deportivos que ha tenido el país en diferentes disciplinas han sido detectados, casi en su totalidad, por mera coincidencia. ¿Cuánto más se podría lograr con un sistema diseñado para dar oportunidades a todos aquellos jóvenes bendecidos con una aptitud deportiva fuera de serie?

Más allá del prestigio nacional, vale tener en mente cuántas vidas y familias podrían transformarse definitivamente de esa manera.

Fuente: La Hora https://www.lahora.com.ec/neisi-lo-que-podemos-ser/