Biden y la Fed están creando una crisis de inflación

La Patilla – Robert L. Luddy

El Banco de la Reserva Federal (la Fed) y la administración Biden están socavando sistemáticamente la estabilidad de la economía americana con una serie de políticas imprudentes y destructivas. La Fed y la administración defienden estas políticas negando verdades económicas obvias, que incluyen sus propios datos de inflación.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, afirma que la inflación es transitoria y que la escasez es temporal. Más de 300 fabricantes americana han pedido al gobierno de Biden que ponga fin a los aranceles perjudiciales para aliviar la escasez y reducir los costes.

El acero galvanizado ha duplicado su precio y sólo se vende por asignación, lo que provoca una grave escasez. El acero de la UE es un 40% más barato, lo que supone una enorme ventaja para nuestros competidores europeos. El sector de la climatización está experimentando la peor inflación desde mediados de los años 70. La vivienda sufre escasez e inflación.

Yellen también presiona al Congreso para que gaste más dinero para ayudar a la economía. Es probable que esté alejada de la realidad, ya que las políticas de la administración Biden incluyen un gasto masivo hasta un presupuesto de 6 billones de dólares para el año fiscal 2022, que amplía los déficits a niveles aterradores. La Teoría Monetaria Moderna, que promueve el gasto y el endeudamiento masivo del gobierno, ha infectado los cerebros de la administración Biden.

Hemos estado justamente orgullosos de nuestra independencia energética, pero ahora los precios del gas han aumentado un 50% en pocos meses. El gobierno de Biden canceló el oleoducto Keystone y la nueva fracturación hidráulica en tierras federales con la intención de acabar con la producción de combustibles fósiles. Está claro que la energía verde es inadecuada, pero el presidente Biden ha hecho del cambio climático la prioridad más importante de su administración. Estas políticas no ayudarán al clima, sino que harán que los ciudadanos con menos ingresos sufran con los altos costes de la energía, los alimentos y la vivienda.

Milton Friedman dijo hace muchos años que la inflación es «demasiado dinero persiguiendo muy pocos bienes». Esta afirmación ha sido puesta en duda en los últimos años, pero las crisis actuales ofrecen muchas pruebas de ello: sean testigos de la inflación masiva de los mercados de valores de Estados Unidos, de la vivienda y de la mayoría de los bienes de capital. La inflación de los productos de consumo ha sido moderada, pero ahora el gobierno federal está cableando el dinero a los consumidores y a los estados mientras expande el gobierno federal. Por eso estamos viendo escasez, alta demanda e inflación.

Jerome Powell está decidido a ser el peor presidente de la Fed desde Arthur F. Burns (1970-78), que creó una inflación masiva con sus políticas y su arrogancia. Burns negó los datos duros y fácticos, y ahora Powell sigue sus pasos haciendo lo siguiente:

La Fed de Powell inicialmente contrajo el balance de la Fed, pero revirtió el curso y comenzó a comprar valores gubernamentales y de otro tipo a un ritmo de 150.000 millones de dólares al mes. El balance se ha ampliado de 4 a 7,4 billones de dólares. El impacto de estas compras es la destrucción de los precios de mercado de los tipos de interés.

Los tipos de interés a corto plazo están cerca de cero, lo que niega a los ahorradores cualquier rendimiento y obliga a realizar inversiones especulativas, lo que socava los mercados ordenados y racionales.

La peor política de la Fed es su promoción de la inflación del 2%, que socava el poder adquisitivo de los trabajadores con menores ingresos. Esta política es cruel y estúpida. Una vez que la inflación comienza, es difícil de detener. Paul Volcker controló la inflación en los años ochenta, pero los elevados tipos de interés aplastaron el crecimiento económico.

Las siguientes soluciones serán difíciles, pero necesarias, para lograr precios estables y crecimiento económico:

– Eliminar inmediatamente los aranceles sobre el acero, la electrónica y la madera. El libre comercio unilateral es la mejor solución para conseguir precios bajos y alta calidad.

– Impedir que el Congreso apruebe cualquier nuevo proyecto de ley de gasto de un billón de dólares, utilizando dinero prestado.

– Acabar con la obsesión y el falso dios del cambio climático provocado por el hombre, y dejar que el mercado cree eficiencias energéticas.

– Acabar con el gasto deficitario con el presupuesto del año fiscal 2022, lo que reducirá la huella del gobierno federal.

– Hacer que la Fed deje de comprar bonos y dejar que el mercado determine los tipos de interés a corto y largo plazo.

Los responsables políticos se dirigen a un precipicio económico, que conducirá a una inflación incontrolada y a una recesión. El dólar americano podría perder su condición de reserva si el mercado pierde la confianza en él. Si esto ocurre, aprenderemos por las malas: Estados Unidos tendrá un nivel de vida más bajo y la generosidad federal dejará de existir.

Fuente: La Patilla https://www.lapatilla.com/2021/06/08/robert-l-luddy-biden-y-la-fed-estan-creando-una-crisis-de-inflacion/