EE.UU. y Ucrania arrancan sus ‘juegos de guerra’ en el Mar Negro

La Vanguardia:

Británicos y franceses lograron a mediados del siglo XIX frenar el expansionismo ruso a costa de un debilitado imperio otomano al salir victoriosos en la guerra de Crimea. El mar Negro mantuvo su importancia estratégica en la siguiente centuria, y en la guerra fría tuvo su papel en el ingreso de Turquía y Grecia en la OTAN. Pero tras el fin de la URSS pasó a segundo plano.

La anexión rusa de la península ucraniana de Crimea en el 2014, ilegal para la comunidad internacional, volvió a poner el foco sobre el mar Negro. El reciente incidente entre el ejército ruso y un destructor británico ha añadido picante a las maniobras navales que este lunes iniciaron al noroeste del mar Ucrania, la OTAN y otros aliados.

Ucrania quiere lanzar un poderoso mensaje de disuasión para mantener la estabilidad en la región

Los juegos de guerra Sea Breeze-2021 comenzaron con ceremonias en el hotel Bristol y en el puerto de la ciudad ucraniana de Odesa, y durarán dos semanas. El comandante de la armada ucraniana, Oleksiy Neizhpapa, aseguró que los ejercicios servirán para enviar “un poderoso mensaje de mantener la estabilidad y la paz en nuestra región”.

Estos ejercicios se celebran anualmente desde 1997 y forman parte de la cooperación militar entre Washington y Kíev. Los de este año son los que cuentan con una mayor participación: 5.000 efectivos, 32 barcos, 40 aviones y 18 equipos de operaciones especiales y de buceo. Una de las últimas naves en incorporarse fue el destructor estadounidense Ross, que llegó a Odesa el sábado. La entrada del buque en el mar Negro no pasó desapercibida para Rusia, que anunció que va a seguir de cerca sus movimientos.Lee también

En un año de grandes tensiones en torno a la guerra del este de Ucrania (Donbass), las relaciones entre Moscú y Occidente no podían ser peores. Rusia acumuló en abril decenas de miles de tropas cerca de la frontera ucraniana, y Kíev la acusó de preparar una invasión.

La reciente cumbre entre los presidentes de EE.UU. y Rusia, Joe Biden y Vladímir Putin, ha aliviado la tensión. Pero las diferencias siguen.

El Gobierno ruso hizo llamamientos para que se suspendieran las maniobras y ha acusado a los americanos de utilizarlas para facilitar armas modernas a Ucrania, que puede usarlas contra los separatistas prorrusos del Donbás.Lee también

El último roce de Rusia con los países occidentales ocurrió la semana pasada, cuando guardacostas rusos efectuaron salvas de advertencia a un destructor británico por entrar en sus aguas cerca de Crimea. Londres considera que esas aguas son ucranianas porque no reconoce la anexión de la península.

Rusia asegura que defenderá su territorio con cualquier medio, diplomático o político por supuesto.

En el diplomático, afirmando, como hizo ayer su ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, en un artículo en Kommersant que Rusia está preparada para el diálogo con quien busque un trato igualitario. “La confrontación no es nuestra elección”, escribió. En el político, con relaciones lejos de Occidente, como la que ayer reafirmaron Putin y el presidente de China, Xi Jinping, que por videoconferencia renovaron su acuerdo de buena vecindad.

Pero también militar. El viceministro de Exteriores Serguéi Riabkov avisó la pasada semana de que la próxima vez Rusia podría disparar contra el barco que entre sin permiso en sus aguas.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/internacional/20210629/7563800/eeuu-ucrania-arrancan-juegos-guerra-mar-negro.html