113 entidades financieras falsas han realizado estafas en el país

La Hora:

Las últimas noticias sobre un esquema de estafa piramidal en Quevedo han puesto nuevamente en la mira al fenómeno de las supuestas “inversiones milagrosas”, donde se ofrecen un rendimiento alto en poco tiempo.

Según la Superintendencia de Bancos, hasta la fecha se han podido detectar 113 entidades financieras falsas que ofrecen ese tipo de inversiones; además de créditos inmediatos sin ningún tipo de requisitos.

“Las señales para identificar una oferta de servicios financieros falsa pueden ser esquemas secretos, altos rendimientos, comisión por nuevos miembros y la más común es que la oferta la harán a través de redes sociales o WhatsApp.  Ninguna institución financiera controlada opera de esa forma”, dice el ente de control.

Según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), elaborado en 2019, entre $150 millones y $200 millones al año se mueven en esquemas financieros ilegales, no solo de inversiones sino también a través de los llamados “chulqueros” (prestamistas no autorizados).

Eso significa que alrededor de $2.000 millones del patrimonio de los ecuatorianos se han perdido en medio de estafas durante los últimos 10 años.

Diego Olmedo, economista y socio fundador de Olmedo Inversiones y Finanzas, explicó que el problema se ahonda por dos factores. En primer lugar, las autoridades de control solo actúan de manera reactiva; es decir, cuando las estafas se vuelven masivas y se convierten en noticia.

En segundo lugar, la sociedad ecuatoriana sigue teniendo bajos niveles de educación financiera, por lo que es fácil de convencer con promesas de ganancias inmediatas. Alrededor del 50% de la población adulta no sabe cómo hacer un presupuesto y afirma que vive sobre endeudada.

¿Cómo identificar una estafa piramidal?

Las estafas piramidales consiguen respaldo mientras tengan una base sólida. Al igual que un triángulo, los que aportan (en la base) contribuyen invitando a otras personas para captar más dinero con la promesa de que obtendrán mejores beneficios. Y los recibirán durante los primeros meses, en tanto sigan consiguiendo más aportantes.

“Puede tranquilamente durar un año o dos, mientras que los que entran a la pirámide sean mayoría sobre los miembros antiguos”, explicó el economista Jorge González.

Así, por ejemplo, en el último caso en Quevedo, la oferta fue recibir un 90% de retorno en apenas 8 días. El monto mínimo era de $300, pero en el fondo no hay ninguna inversión o negocio que lo respalde. Simplemente, se pagan los altos rendimientos con el dinero de los nuevos aportantes; es decir, se pasa los recursos de un bolsillo a otro.

González recomendó que los interesados en inversiones ingresen primero a la página web de la Superintendencia de Bancos, en donde hay un catastro de las empresas autorizadas.

Además, alertó que espacios como Facebook y Twitter son empleados para captar dinero con falsas promesas.

“Los informales usan redes sociales porque si emplean otro tipo de publicidad, los descubren”, señaló. “Este negocio va a existir siempre. La única forma de que deje de existir no es con una ley, sino que nadie le crea”, agregó.

En su opinión, la normativa vigente no permite detectar casos rápidamente. “Este negocio es informal y resulta muy difícil descubrirlo”.

De acuerdo con un estudio de la Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) de Bolivia, los gestores de los esquemas piramidales se llevan entre el 5% y 10% de cada nueva inversión. En el caso de Quevedo, el monto sería de más de $150.000 directos para beneficio inmediato del presunto estafador. (JS)

En el caso de Quevedo se calcula la participación de alrededor de 5.000 personas, es decir, por lo menos $1,5 millones.
En 2005, en el famoso caso del notario Cabrera, se involucraron alrededor de 35.000 personas.
Las vías para hacer denuncias a la Superintendencia de Bancos son el WhatsApp 098 486 3621 o escribir al correo atencionquito2@superbancos.gob.ec.

Entre más riesgo, más retorno

Un banco o una cooperativa invierten el dinero que reciben de sus depositantes en entregar créditos e invertir en papeles de empresas y gobiernos. En otras palabras, los recursos van a negocios y actividades reales. Así, el retorno no puede ser mayor al 15% anual.

Cuando se ofrecen altas ganancias en poco tiempo, eso quiere decir que hay un alto riesgo de que no se recupere ni siquiera la inversión inicial.

Pablo Lucio Paredes, decano de la escuela de Economía de la Universidad San Francisco (USFQ), explicó que, en el mejor de los caos, en un mundo de inflación en activos y novedades tecnológicas en finanzas, puede haber altos rendimientos de 50% anual, pero nunca del 90% en 8 días como en Quevedo.

Crédito en Ecuador representa el 26% del PIB

Uno de los factores que inciden en las estafas financieras es que, los préstamos otorgados a empresas y personas representan el 26% del Producto Interno Bruto (PIB) en Ecuador. Este porcentaje es más bajo que la media regional del 43%; e incluso en relación con nuestros vecinos como Colombia (48%) y Perú (36%).

En otras palabras, todavía hace falta un gran desarrollo del sector financiero formal para que más personas tengan opciones antes de recurrir al “chulco” o las promesas de rendimientos inmediatos.

Claves para detectar una estafa piramidal

1.-Promesa de altos beneficios en poco tiempo. Si el negocio es demasiado bueno para ser verdad, probablemente no sea real.

2.- El origen de los beneficios no está claramente explicado o la explicación no tiene sentido financiero. Se montan empresas ficticias y se ofrecen inversiones en negocios que no existen.

3.- El negocio se basa en un inversor que invierte en algún tipo de activo extraño, con alguna fórmula mágica o gracias a “sus buenos contactos”.

4.- Para ser miembro de la estructura tienes que hacer un aporte inicial y, posteriormente, para ganar más dinero tienes que atraer a más personas.

5.- La empresa en la que tienes que invertir no está registrada en ningún ente de control y tiene poco tiempo de existencia

6.- Las personas que te presentan la inversión tienen una reputación dudosa o están acusados de estafa. Con una buena búsqueda en internet se puede encontrar mucha información.

7.- Las ofertas se hacen a través de redes sociales y cadenas de whatsapp

Fuente: https://www.lahora.com.ec/113-entidades-financieras-falsas-han-realizado-estafas-en-el-pais/