No es el hacinamiento

La Hora

Tras las recientes masacres en las cárceles, el gobierno contempla llevar a cabo excarcelaciones masivas para evitar nuevos incidentes. Como justificación de la propuesta se menciona el desproporcionado aumento de personas privadas de la libertad durante los últimos años, tanto por un mayor enfoque punitivo como por las trampas burocráticas del sistema de justicia.

No cabe duda de que el hacinamiento en las cárceles es un tema que amerita discusión  y soluciones, pero sugerir que esa ha sido la causa de los episodios dantescos de este año resulta demagógico.

Al igual que en otros asuntos, un sector de políticos y líderes de opinión intentan, de forma apresurada, replicar en la realidad ecuatoriana los mismos debates y propuestas que están en marcha en algunos países desarrollados.

La polémica alrededor del encarcelamiento masivo, tan urgente en Estados Unidos, debe ser abordada con prudencia en nuestro medio. Es cierto que la cantidad de privados de la libertad se ha triplicado en poco más de una década, pero no apenas por una manía punitiva. Ecuador también ha sufrido procesos de urbanización, migración, desintegración familiar, avance del narcotráfico, ante la débil presencia del Estado. No se puede usar un pasado lejano, con un Estado mucho más débil y precario, e impunidad rampante, como estándar de comparación.

Las masacres no fueron producto del hacinamiento. Fueron producto de la falta de control estatal derivada de la penetración del narcotráfico en el sistema penitenciario, la justicia y la sociedad. Y eso no se soluciona con una mera excarcelación masiva.

Fuente: La Hora https://www.lahora.com.ec/no-es-el-hacinamiento/