Falta de inversión provoca pérdidas de más de $86 millones en el puerto de Esmeraldas

La Hora:

Puerto de Balao y de Esmeraldas mueven el 21% del comercio exterior, pero la infraestructura de la provincia no tiene inversión.

Entre exportaciones petroleras y no petrolera ,  mueven hasta $4.600 millones cada año. Eso representa $21 de cada $100 del comercio exterior ecuatoriano.

Desde el puerto de Balao se ha exportado, en promedio, 210.000 barriles de crudo al día. Eso representa el 58% del petróleo que se transporta desde los campos de la Amazonía a través del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE).

Por su parte, desde el puerto comercial de Esmeraldas se generaron alrededor de $73 millones anuales entre 2017 y 2020. En número de toneladas métricas, se mueven más 36,5 millones en exportaciones y 17,7 millones en importaciones.

La inversión estatal es escasa

 En promedio, más de una centena de productos ecuatoriano salen de esa infraestructura. Entre los principales están  de palma, banano, café, camarón, frutas varias, muebles, químicos, estructuras metálicas y hasta vehículos.

A pesar de este movimiento económico, que genera más de 4.000 empleos directos y 10.000 indirectos,  es  una de las zonas más olvidadas del país.

Así, apenas ha recibido cerca del 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, alrededor de $500 millones entre  y transferencias a sus gobiernos locales durante los últimos años.

Por ejemplo, en 2020, el presupuesto ejecutado detalla que los municipios esmeraldeños recibieron $52,28 millones, la prefectura sumó $27,59 millones y las juntas parroquiales llegaron a $9,12 millones.

De acuerdo con un informe del   (BID), esta provincia tiene  en más del 60% de su red vial y una dotación precaria de servicios básicos como agua y saneamiento.

Los puertos, que deberían representar el motor de la reactivación en épocas de crisis, están en problemas por falta de inversión básica.

Cargamentos caen más de 81%

Como reportó LA HORA, a través de una nota publicada el 8 de septiembre de 2012, la falta de atención e intervenciones oportunas han provocado que se declare la calamidad pública en el puerto de Esmeraldas.

La razón es que el 70% de la operación portuaria está paralizada y solo se estaría trabajando con el 30%. Así, no todos los buques de carga pueden llegar y se generan millonarias pérdidas.

  En otras palabras, el abandono y los problemas vienen de años atrás y según Lorena Andrade, economista e investigadora en comercio exterior, ya ha generado que se pierda más del 81% de las exportaciones que salían del puerto.

“Hace cuatro años, el puerto de Esmeraldas movía más de $150 millones en exportaciones anuales. Este monto se redujo a un poco más de $21 millones en 2020. El deterioro es notable y se necesitan medidas urgentes para no golpear aún más a la economía local”, acotó.

Pobreza y desempleo se profundizan

Esas medidas son importantes, porque hasta un 40% del empleo formal en la zona depende del buen funcionamiento de la infraestructura aeroportuaria. La pérdida mensual es de más de $86 millones, comparado con los niveles que se tenían en 2017; lo que podría empeorar los ya malos índices de pobreza y mercado laboral.

Esmeraldas, antes de la pandemia, estaba incluida entre las regiones con más pobreza en el país, a la par de Bolívar, Chimborazo, Cotopaxi.

 Aunque no hay datos actualizados desde el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), menos de dos de cada diez esmeraldeños tiene un empleo adecuado, es decir, con un ingreso de al menos $400 mensuales.

Fuente: https://www.lahora.com.ec/pais/puerto-esmeraldas-comercio-exterior-exportaciones-economia/