Skip links

Los microplásticos pueden estar arrastrando parásitos fecales terrestres a los océanos

El “Toxoplasma gondii” se encuentra solo en las heces de los gatos, pero ha infectado a muchas especies oceánicas con la enfermedad toxoplasmosis. Los microplásticos sirven de vehículo para que los patógenos terrestres lleguen al océano, un tipo de ‘autostop’ que tiene consecuencias para la salud humana y la vida silvestre.